Saltar al contenido

Qué ver en Polanco

Qué ver en Polanco: el pintoresco pueblo de Cantabria 

Polanco es un pequeño pueblo de Cantabria ubicado en la costa occidental de esta comunidad autónoma, que está próximo a localidades como Santillana del Mar, Suances, Torrelavega y Piélagos, por lo que puedes hacer un plan completo para conocer parte de esta región que es conocida como la tierruca infinita. 

Al ser tan pequeña, Polanco puede visitarse en un día completo en el que quieras hacer un picnic, respirar aire fresco y maravillarte con su amplia naturaleza. ¡Será una experiencia sin igual! 

Una escapada al Pozo de Tremeo en Polanco

Uno de los sitios más espectaculares que puedes conocer en Polanco es el Pozo de Tremeo, el cual se encuentra ubicado entre este municipio y Rumoso, otro fascinante pueblo de Cantabria.

Qué ver en Polanco

El Pozo de Tremeo da la sensación de estar encantando por sus aguas negras y su camino de monte, el cual fácilmente podría funcionar como escenario de una película de ciencia ficción. Aquí podrás hacer turismo activo en sus caminerías construidas a base de madera que no sobrepasan el kilómetro de longitud. 

Al llegar al final del recorrido podrás sentarte en la base de madera para comer un bocadillo y hablar de la vida misma. Es el plan perfecto si te encuentras en pareja y quieres alejarte del mundo para perderte en las conversaciones triviales y en la mirada de esa persona que tanto quieres. 

Antiguamente, los lugareños creían que el Pozo de Tremeo servía para predecir cómo se iba a encontrar el clima. Para comprobar el estado del tiempo, lanzaban un trozo de tierra cubierto con maleza al agua; si éste se dirigía al nordeste significaba que iba a haber un buen tiempo, mientras que si iba hacia la dirección contraria, seguramente habría una torrencial lluvia. 

En los alrededores del pozo se encuentra una extensa flora que puedes mirar con detenimiento para asombrarte con cada una de las plantas que allí habitan como es el caso del eucalipto, orquídeas y cañaverales.  

Dicen que si te bañas en las aguas del Pozo de Tremeo todos tus deseos se te van a cumplir, pero no es para nada aconsejable debido a que las temperaturas de este suelen ser bastante bajas. ¿Te atreverías a nadar en este lago congelado? 

Polanco: el hogar de José María de Pereda

El 6 de febrero de 1833 Polanco recibió con júbilo la llegada al mundo de José María de Pereda, célebre novelista español de la era realista. Entre sus obras más conocidas se encuentran Sotileza, De tal palo tal astilla, La puchera y Peña arriba. 

Justamente en Polanco se encuentra su casa natal, ubicada en el barrio La Cochera. Se trata de una estructura del siglo XVIII que cautiva por su gran balcón y su entramado de ladrillo. 

Otro de los puntos de interés que puedes visitar en Polanco es la tumba de este insigne escritor que reposa en el Cementerio Municipal. El novelista murió el 1 de marzo de 1906 en Santander, pero sus restos fueron trasladados a la ciudad que lo vio nacer para ser enterrados en el panteón familiar. 

Tradición católica 

Polanco tiene una profunda tradición religiosa como es común en los pueblos de Cantabria, razón por la que debes conocer sus templos para descubrir parte de la historia de este destino norteño. 

Uno de los templos que debes recorrer en Polanco es la Iglesia de San Pedro Advincula, la cual fue construida entre 1591 y 1627 con un particular estilo gótico. Su interior es lo más cautivante, ya que cuenta con un toque místico que atrapa incluso a los no religiosos. 

Otra iglesia que puedes conocer durante tu paso por Polanco es la Iglesia de Rumoroso, que tiene un encanto colonial típico de la arquitectura española del siglo XVIII. 

Otros puntos de interés 

Polanco cuenta con uno de los puertos marítimos que solía ser uno de los más importantes de Cantabria: El Requejada, el cual actualmente no se encuentra en funcionamiento por una ola de tierra que sepultó gran parte de su estructura. 

Sin embargo, desde el Puerto de Requejada podrás apreciar un vista panorámica de la ciudad en la que seguramente te querrás tomar una foto.