Saltar al contenido

Qué ver en Torrelavega

Qué ver en Torrelavega, la segunda ciudad más importante de Cantabria 

Torrelavega es una ciudad ubicada en Cantabria que funge como la segunda más importante de esta comunidad norteña gracias a su economía basada en el comercio y en el turismo. Playas de películas, calles que respiran historia en cada rincón de ellas y montañas especiales en las que puedes hacer senderismo son algunas de las bondades que esta urbe tiene para mostrarle al mundo. 

Queda ubicada apenas a 20 kilómetros de Santander, por lo que si vas en coche puede ser la opción perfecta para recorrer en un día. No te haremos esperar más, vamos a pasear por cada punto turístico de esta pintoresca localidad. ¡Esperamos que sea de mucha ayuda para ti! 

Torrelavega: Una ciudad histórica 

Recorrer las calles de Torrelavega es sinónimo de historia, ya que sus  calles de piedras y sus edificios antiguos tienen mucho que contar. Un ejemplo de ello es el Convento de Regina Coeli, que desde los años 60 funciona como un museo abierto a todo el público en el que puede apreciar parte de las obras del arte contemporáneo religioso, además de observar la estructura que alguna vez fue refugio de las monjas de la orden dominicana. 

Qué ver en Torrelavega

En Torrelavega el arte también es de suma importancia, razón por la que debes visitar el Museo y Cueva Altamira, ubicada apenas a 2 kilómetros de la ciudad. Ésta fue nombrada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1985 por su gran reserva de grabados provenientes de los homosapiens. Increíble, ¿no? 

En la actualidad, la cueva que se muestra en el museo es una réplica de la original, puesto que el paso a la verdadera fue restringido por el deterioro de la misma. 
Cueva de Torrelavega

Otro de los sitios claves de Torrelavega es el Palacio de Velarde, el cual se encuentra situado en la Plaza de las Arenas. Éste fue mandado a edificar por Alonso Velarde, hijo de una de las familias más adineradas de la comunidad, quien quiso impregnar un estilo renacentista en esta impresionante estructura que se roba la mirada de todos. 

Sin lugar a dudas durante tu visita a Torrelavega debes ir a la Iglesia de Santa Cruz, la cual tiene un aspecto rural gracias a su construcción realizada a base de piedras. Convertida en parroquia desde 1917 aquí puedes escuchar la Santa Misa en medio de un paraje natural que te robará el aliento. 

Senderismo en Torrelavega

Si eres amante de la naturaleza, el senderismo o el ciclismo debes conocer el Parque de la Viesca, el cual posee un espectacular río en el que te puedes dar un baño durante los meses de verano. ¡Te caerá de maravilla! 

Puentes que dan acceso a los peatones, caminerías y hermosas vistas son las características que posee este parque que posee uno de los yacimientos de zinc más importantes de Europa. Además cuenta con una extensa flora en la que destacan especies como Fraxinus excelsior, quercus robur y la quercus faginea. 

Al Pico de Dobra se puede subir desde las comunidades de Viérnoles, La Montaña, San Felices de Buelna y Puente Viesgo. 
Montañas de Torrelavega

Otro de los destinos naturales que debes incluir en tu itinerario es el Pico de Dobra, con una altura de 600 metros. El recorrido a pie es de aproximadamente 10 kilómetros, por lo que te recomendamos llevar hidratación y ropa cómoda para conquistar la cima de esta imponente montaña que tiene vista a los parajes más importantes de Cantabria: al oeste puedes ver los Picos de Europa; mientras que si vas por el norte te quedarás anonadado con la belleza del Mar Cantábrico, considerado como uno de los más hermosos de toda España. 

Al llegar a la cumbre del Pico De Dobra, el cual es altamente visitado por los lugareños, te toparás con una cruz de metal que te indicará que has llegado a la meta mientras observas un paisaje sin igual que te hará sentir afortunado de poder vivir. Después de llegar a cima podrás descender por el camino de la montaña el cual es bastante liviano para aquellas personas que practican el montañismo. 

¿Torrelavega tiene playa?

Torrelavega no sólo tiene una increíble vegetación, sino también magníficas playas donde puedes pasar un verano inolvidable como es el caso de Ostende Urdiales, Oyambre y Arenillas, cuyos  azules se quedarán tatuados para siempre en tu memoria. 

Si no te apetece ir a ninguna de éstas y quieres conocer las más concurridas, te recomendamos que cojas el coche y te vayas a Santander, donde existen las mejores playas de España para surfear.